12.6.05

Coleta y el elegante elefante volante


Estaba COLETA y su nuevo amigo TROMPI el elefante.. TROMPI bailaba y cantaba desafinando desafinante.

TROMPI
Tengo trompa, trompa tengo.
Tengo una trompa elegante,
no hago trampa, tengo trompa,
tengo una trompa elegante.

COLETA
¡Déjate de cante!
Y vete a la cama
-que se te caen los pantalones del pijama.

TROMPI
No, si es que soy así.

COLETA
Aunque seas así, ¡vete a la cama!
Tienes que madrugar mañana.
Mañana te voy a domesticar.
Mañana empieza el «domestiqueo».
¡Tu vida conmigo tomará nuevo rumbo
y serás más famoso que «Dumbo»!
Quiero hacer de ti una estrella de hojalata,
y comeremos muchos platos,
y ganaremos mucha plata.

TROMPI
¡Hojalata! Pero... ¿Yo una estrella
con estas patas,
y estas orejas desparramadas?

COLETA
Sí, te lo digo yo,
¡serás una estrella encendida mañana!
Ahora, sueña con los angelitos.
¡Vete a la cama!

(A la mañana siguiente, COLETA y TROMPI ensayaron el número cien veces. Veamos una: )

COLETA
¡ Súbete a la silla!
¡Súbete a la mesa!
¡Súbete a la lámpara!

TROMPI
¿ Cuándo salto, Coleta, cuándo?,
que no hemos merendado,
que me ando mareando.

COLETA
Cuando yo te diga ahora. ¡Ahora!
¡Lánzate a lo desconocido!
¡Ahora!

(TROMPI, después de columpiarse artísticamente en la lámpara que colgaba del techo... salió, visto y no visto... (como habéis visto) por la ventana volando, sus orejas grandes girando, girando... Mientras COLETA corría bajo él como una atleta. )